Soumahoro, negocio familiar con el Partido Demócrata: el caso cobra impulso

Investigaciones judiciales, primeras confesiones, sombras oscuras sobre los vínculos con p.d.. El “caso Soumahoro” está cobrando impulso. Ayer fue un día muy tenso: los carabineros ante la puerta de la inspección del trabajo en Latina, mientras otros inspectores, designados por el Ministerio de Empresa, en la cercana sede del Consorcio de Ayuda, escudriñaban los documentos de la otra cooperativa presidida por Marie teresa Mukamitsindola suegra del diputado Abubakar Soumahoro procesado por estafa agravada, facturas falsas y malversación de fondos. la cooperativa social karibú le debía más de 20.000 euros a Stefania di Ruocco, de 30 años, casada y madre, y tras dos años de negativa, Mukamitsindo, en la sede de la inspección del trabajo, reconoció los pagos atrasados: “Es verdad, no hemos pagado su salario durante dos años.” Este es el primer avance.

BONOS
Ante el monócrata conciliador, la suegra de Soumahoro acordó pagar a la joven los atrasos: 21.595,20 euros -leemos en el informe- que corresponden al decimotercer mes de 2020, a todos los meses de 2021, a sueldos de enero a Octubre de 2022. Mukamitsindo quería liquidarlo a plazos. En el pasado ya ha hecho caso omiso de promesas similares, y por eso el abogado Fabio Leggiero, designado por el sindicato Uiltucs, le impuso una condición: el primer pago, 4.319 euros, antes del 20 de diciembre. “La falta de pago en los plazos establecidos”, le dijo a Libero, “te dará derecho a reclamar el monto en una suma global”.

En este caso, se trataba de una trabajadora que había contratado la suegra de Soumahoro, a diferencia de los marroquíes Youssef Kadmiri y Mohamed El Moutaraji, de quienes hablaría la serie de mensajes de WhatsApp intercambiados tanto con Mukamitsindo como con su hija Aline, y sin embargo” lady Karibu” negó que estuvieran trabajando para ella, o mejor dicho, solo lo habrían hecho por unas semanas -afirma- y se negó a pagarles. Dijimos que las relaciones con el Partido Demócrata también podrían complicar la posición de la Familia Soumahoro. Se está elaborando un sistema de contratación y asesoramiento asegurado por las dos cooperativas. En Roccagorga (Latina), cuando gobernaban los demócratas, Karibu contrató a un ex asesor municipal del Partido Demócrata para los Servicios Sociales, Tommaso Ciarmatore. El mismo municipio había obtenido la gestión del centro de acogida de inmigrantes en 2015. “En todo esto, el gobernador de Lazio Nicola Zingaretti se calla”, atronan los consejeros regionales de la Liga Norte, “y el candidato presidencial Alessio D’Amato también se calla”. El diputado Fdi Giandonato La Salandra presentó una pregunta parlamentaria.

LAS PARCELAS
Pero incluso dentro del propio Partido Demócrata, ya en 2015, había dudas, por así decirlo, sobre ciertas operaciones: dos asesores demócratas de Roccagorga, Fabiola Pizzulli y Francesco Scacchetti, habían planteado una pregunta directa a la alcaldesa de entonces, Carla Amici: Se ha aprobado el plan de acogida Sprar 2014-2016: para la provincia de Latina, la financiación más importante se concede al municipio de Roccagorga, 327 mil euros anuales. Ante los últimos acontecimientos respecto al sistema lucrativo con fondos para la gestión de migrantes, solicitamos el listado de transferencias al Municipio de Roccagorga y la cooperativa Karibu”. En una ciudad de 4.000 almas, 327.000 euros al año a una cooperativa. Luego estaban los funcionarios que alquilaban sus propiedades a los propios migrantes.

Y en Sezze, donde tiene su sede la cooperativa, Karibu ha recaudado 5,5 millones en 18 años, sin licitaciones, todo de ampliación en ampliación. Todos los sospechosos. Mientras tanto, la ex pareja de Soumaoro, Soumaila Sambare, lanza nuevas acusaciones: “Con el dinero de nuestra cuenta, Abou nos había prometido comprar un minibús para la Lega Braccianti para evitar gastar mucho dinero en alquiler de vehículos”. El microbús lo habría comprado una de las asociaciones de suegras de Soumahoro. Y luego: “Aquí ha habido muertos, Soumahoro podría pagar el traslado de los cuerpos a África. Había dinero en la cuenta, ¿por qué no lo usó? Las cuentas de recaudación de fondos, mostró Striscia la Notizia, coincidieron con las de Abou. ¿Coincidencias?

Sancha Mancebo

"Dedicado adicto a la cultura pop. Amante de Internet. Fanático de los zombis incurables. Fanático malvado del café".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *