Se funda el MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) chileno

15 de agosto de 1965

“En el contexto de la Guerra Fría, el triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959 tuvo un fuerte impacto en toda América Latina. En Chile, este escenario ha resultado en una fuerte polarización política e ideológica de diferentes actores sociales. Además del violento enfrentamiento entre los partidos políticos de derecha y de izquierda, existen diferencias notables dentro de este último bloque entre la izquierda revolucionaria y la izquierda reformista.

Por un lado, los partidos tradicionales de izquierda, el Partido Comunista y el Partido Socialista, apuestan por una profundización gradual de la transformación social a través de reformas institucionales. La tendencia revolucionaria, sin embargo, afirmó que los cambios sociales tenían que ser radicales, mediante la confrontación directa con la clase dominante y el Estado. La última fase de este enfrentamiento conduciría necesariamente a una lucha armada. En ese contexto, los distintos grupos que integraban la izquierda revolucionaria sabían que la unidad de este sector era fundamental para posicionarse en el espacio público y el debate.

Bajo el gobierno de Eduardo Frei Montalva, los días 14 y 15 de agosto de 1965 se realizó el Congreso de Unidad Revolucionaria en la calle San Francisco, Santiago. La Comisión Organizadora, presidida por el dirigente sindical Clotario Blest Riffo, estuvo integrada por la Vanguardia Revolucionaria Marxista-Rebelde (VRM-R, jóvenes estudiantes de la Universidad de Concepción), el Partido Obrero Revolucionario (POR, mayoritariamente trotskista), un sector del Partido Socialista Revolucionario (PSR) y sindicalistas clasistas del Movimiento de Fuerzas Revolucionarias (MFR). El encuentro reunió a cerca de 90 delegados de diversas regiones del país, provenientes en su gran mayoría de Santiago y Concepción. El 15 de agosto de 1965 se fundó el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y se eligió un Comité Central de 21 miembros, nombrándose secretario general al Doctor Enrique Sepúlveda.

En su Declaración de Principios, el MIR se define como “la vanguardia marxista-leninista de la clase trabajadora y capas oprimidas de Chile” y expresa su posición revolucionaria de acción política y social en oposición a la izquierda tradicional. Esta posición se fue fortaleciendo cada vez más en el grupo más radical del MIR, el de los jóvenes liderados por Miguel Enríquez, hasta la reunión de agosto de 1967 del Comité Central para organizar el tercer congreso de la organización; Este grupo asumió la dirección y Miguel Enríquez fue elegido secretario general. En pocos años, el MIR se ha convertido en el referente de la izquierda radical, extraparlamentaria y revolucionaria chilena.

Durante el gobierno de la Unidad Popular, el MIR no formó parte de la coalición gubernamental, aunque la apoyó explícitamente concertando una tregua en sus tácticas de acciones de propaganda armada. Entre 1970 y 1973, la acción política del MIR se centró fundamentalmente en el espacio social con el objetivo de consolidar su política de frentes de masas y construcción del poder popular, así como consolidar el Consejo de Coordinación Revolucionaria (JCR). Durante el régimen militar (1973-1990), el MIR fue duramente perseguido. Invitó a sus activistas a no refugiarse en embajadas para luchar contra la dictadura desde el interior del país. Se vieron obligados a recurrir a medidas de seguridad extremas (puntualidad en las reuniones y reuniones, lugares seguros, falsificación de documentos) y a trabajar clandestinamente en celdas pequeñas y compactas. Sin embargo, sus activistas fueron encarcelados, torturados, ejecutados o exiliados, lo que acabó desmantelando el movimiento, tras diversos hechos que marcaron su historia.

¿Te gustó este artículo? Infoaut es una red independiente que cuenta con el trabajo voluntario y activista de muchas personas. Puedes ayudarnos difundiendo nuestros artículos, ideas e informes a la mayor audiencia posible y apoyarnos suscribiéndote a nuestro canal. telegramao siguiendo nuestras páginas sociales Facebook, Instagram Y YouTube.

Alita Caraballo

"Escritor. Experto en música. Adicto al café. Entusiasta de Internet. Fanático independiente del tocino. Especialista en Internet. Erudito de Twitter".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *