Redescubierta la historia de Valeria Valentín, la ex monja de Val Badia que salvó a cientos de perseguidos por Pinochet – Pusteria Gardena Badia



TREINTA. Sale a la luz la historia de Valeria Valentín, la ex monja de Val Badia que en 1973, durante el golpe de Estado de Pinochet, salvó a cientos de personas perseguidas por el régimen.

La historia resurge en una entrevista del periodista Paolo Tessadri a Mauro Battocchi de Trentino, Embajador de Italia en la República de Chile desde 2018. La entrevista será parte de un documental que la Fondazione Museo Storico del Trentino está produciendo sobre esta gran mujer del Sur Tirol.

“Valeria Valentin es una de las heroicas italianas que, durante el golpe de estado chileno de 1973, actuó para ayudar a las personas en dificultad y sometidas a la represión. Es una historia hermosa, la de un sacrificio, de ayuda, nacida entre otras cosas en el contexto de una Iglesia católica que se ha forjado una reputación en el campo de estar cerca de las personas en grandes dificultades. .
Así comenzaba el embajador de Italia en Chile, Mauro Battocchi, recordando la figura de la monja surtirolesa Valeria Valentin, nacida en Val Badia, pero que había elegido Chile para su misión. En 1973, durante los días del golpe de Pinochet, estuvo en Santiago y logró salvar a cientos de personas perseguidas por el régimen: pobres, trabajadores, estudiantes. En un testimonio de 1999, Valentín -quien entretanto había dejado la vida monástica y se había casado con el hombre con el que había desafiado al régimen en Chile- recordó que “llamé a nuestros amigos que estaban dentro de la embajada y me dijeron ‘dos ​​Marlboro, tres Hiltons…’; el número indicaba a cuántos podíamos ahuyentar”.
Y es el propio Battocchi quien nos recuerda que en aquellos años la Embajada de Italia vivía un momento muy noble porque “ante la ausencia del embajador que estaba en Italia por un grave problema de su hijo, el encargado de negocios Pietro De Masi abrió de par en par las puertas a personas perseguidas y cazadas por la policía secreta del régimen. Al abrir las puertas, hizo de la embajada un punto de referencia para muchos opositores al régimen. Entre 1973 y 1975, cientos de personas pasaron por la Embajada de Italia, vivieron allí y luego fueron trasladadas fuera de Chile con un salvoconducto diplomático puesto a disposición por nuestra diplomacia. Hoy, el pueblo chileno recuerda esta página de nuestra historia con mucho cariño, simpatía y gratitud”.

Todo ello formará parte de un documental que la Fundación Museo Histórico de Trentino ha decidido dedicar a esta gran mujer que vio los horrores de la dictadura chilena y arriesgó su propia vida para salvar de la muerte a cientos de personas.

José Arcos

"Aficionado al café sin disculpas. Introvertido. Empollón de los zombis. Analista malvado. Ninja de la música certificado. Pionero apasionado de la televisión. Estudioso del alcohol".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *