Es la alerta de pesticidas: el 64% de la superficie agrícola mundial está amenazada por la contaminación

los 64% de la área agrícola mundial (alrededor de 24,5 millones de km2) está amenazada la contaminacion de pesticidas debido a sustancias más activas. los 31% alto riesgo. los 34% Las tierras contaminadas se encuentran en regiones y alto biodiversidadla 5% en áreas con escasez de agua y el 19% dentro Países de bajos y medianos ingresos, incluidas algunas de las cuencas hidrográficas más importantes de Orange en Sudáfrica, Huang He en China, Indo en India, Murray en Australia y Paraná en Argentina. Más concretamente, el 63,7% de las tierras agrícolas está en riesgo de contaminación por más de un principio activo: 93,7% de la tierra en Europa, 73,4% en América del Norte y 69,4% en América del Sur. Y no menos del 20,9% de las tierras agrícolas del mundo está en riesgo de contaminación durante más de 10 ingredientes activos. En este caso, en la parte superior de la lista está el Porcelana, con el 8,4% de las tierras agrícolas (0,34 millones de km2) contaminadas por más de 20 principios activos agrotóxicos.

La biodiversidad está siendo diezmada por los pesticidas

Riesgos para la biosfera y la biodiversidad

Los datos decididamente desalentadores provienen de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Sydney (Australia) que estimó los niveles de riesgo de contaminación ambiental por plaguicidas en 168 países. El estudio (Tang et al., 2021), publicado en Nature Geoscience, considera 92 sustancias activas (utilizadas en 59 herbicidas, 21 insecticidas y 19 fungicidas) en las distintas zonas del planeta. De todas las regiones del planeta, laAsia tiene la mayor área de alto riesgo (4,9 millones de km2), con 2,9 millones de km2 en China y 0,35 millones de km2 en Kazajstán. La tierra agrícola deOceanía por otro lado, tienen el menor riesgo de contaminación por plaguicidas.

Con respecto aEuropa, el estudio mostró que el 61,7% (2,3 millones de km2) de la superficie agrícola continental puede clasificarse como “en alto riesgo de contaminación” por plaguicidas. Los tres países europeos más afectados también se encuentran entre los principales productores de materias primas agrícolas del Viejo Continente: Rusia (0,91 millones de km2), Ucrania (0,35 millones de km2), España (0,19 millones de km2).

El envenenamiento por plaguicidas no perdona ningún aspecto del biosfera. Primero el agua, especialmente en las zonas más secas, es decir, un total de 0,62 millones de km2 de tierra agrícola, incluido el 20,1 % en países de ingresos bajos y medios, empezando por China, donde corre el riesgo de envenenarse. . Y luego está el efecto sobre biodiversidad, que está siendo diezmada por el impacto de la liberación descontrolada de plaguicidas. Esto es preocupante considerando que el 34,1% de las áreas de alto riesgo de contaminación del mundo (alrededor de 4,18 millones de km2) se encuentran en regiones de alta biodiversidad (≥323 especies de tetrápodos), con 1,25 millones de km2 que se encuentran en países de bajos y medianos ingresos. países. Y que 0,37 millones de km2 de áreas en riesgo de contaminación por mezclas de pesticidas se cruzan con el hábitat de al menos una de las especies de anfibios amenazadas o en peligro crítico, con puntos críticos importantes ubicados en China, Australia, Guatemala y Chile.

Las malas noticias nunca terminan

Y la mala noticia es que con elaumento de las temperaturas determinado por los fenómenos del calentamiento global, esperamos un aumento paralelo de las invasiones parasitarias, lo que determinaría una espiral devastadora: más insectos que combatir, mayor demanda de alimentos, mayor uso de pesticidas. En este escenario, dicen los investigadores, cambiar de rumbo se vuelve imprescindible. “Si bien este estudio se enfocó solo en la salud ambiental, el efecto de los pesticidas también sobre la salud humana este es un aspecto importante que requiere una evaluación completa”, dicen los investigadores. Concluyen “que esta evaluación a escala mundial sería, sin embargo, muy compleja” y recomiendan “establecer con carácter de urgencia una estrategia mundial para la transición hacia una agricultura y una vida sostenibles, con un bajo consumo de plaguicidas y una reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, para lograr una producción y un consumo responsables”.

José Arcos

"Aficionado al café sin disculpas. Introvertido. Empollón de los zombis. Analista malvado. Ninja de la música certificado. Pionero apasionado de la televisión. Estudioso del alcohol".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *