es el ugandés Edward Mukiibi, de 36 años – Lavocedialba.it

El 16 de julio de 2022 seguirá siendo una fecha grabada en la historia de Slow Food. Ese día el movimiento Chiocciola organizó el suyo en Pollenzo (Bra, Cuneo) VIII Congreso Internacional: un momento histórico de profundo cambio y regeneración. Un enfoque fuertemente deseado por Carlo Petrini, quien fundó esta asociación hace más de treinta años en la ciudad vecina de Bra.

Más allá de 50 delegados de los cinco continentes Reunidos en la sede de la Universidad de Ciencias Gastronómicas, renovaron la Junta Directiva, el órgano de decisión más importante de la organización, encomendando a la nueva dirección la tarea de guiar a Slow Food a través de los múltiples desafíos que nos presenta la producción de alimentos que son ambientales, climáticas, políticas y sociales. Al mismo tiempo, la junta directiva nombró al nuevo presidente. El movimiento Slow Food involucra actualmente a 160 países de todo el mundo. Los delegados reunidos en Pollenzo también aprobaron la transición de la forma asociativa a la de ets holding fundación, reconocida por el Estado italiano como Entidad del Tercer Sector, que permite la participación de una pluralidad de sujetos, públicos y privados, que comparten sus objetivos. Una renovación del movimiento internacional iniciada en el Congreso Internacional de Chengdu de 2017 precisamente para ir más allá del modelo asociativo y hacer que Slow Food sea más abierto e inclusivo para responder mejor a los desafíos de hoy respetando la diversidad de todos los territorios en los que el movimiento está activo.

“El papel de los alimentos como principal culpable de la catástrofe ambiental es cada vez más fuerte y claro. Nuestro movimiento, comprometido desde hace treinta años para garantizar el acceso a una alimentación buena, limpia y justa para todos, debe tener la valentía de asumir un papel político protagónico para frenar esta deriva de implicaciones catastróficas. – declarar Carlos Petrini -. Necesitamos una gobernanza que deje espacio a las nuevas generaciones, necesitamos tener la capacidad de conjugar lo nuevo con la historia, ser conscientes de que el camino recorrido hasta ahora ha permitido alcanzar objetivos que parecían inalcanzables, permitiéndonos ser lo que son. Sin embargo, el mundo de hoy es profundamente diferente al de los inicios de nuestro movimiento: por lo tanto, es necesario apoyarse y guiarse por la creatividad y la intuición de nuevos sujetos capaces de interpretar el presente, para luego trazar la trayectoria que permitirá la consecución de objetivos futuros”.

La nueva dirección de Slow Food, asumida por Edward Mukiibi, encuentra su origen precisamente en estas premisas. Mukiibi es un joven agrónomo y educador ugandés, nacido el mismo año en que se fundó el movimiento Slow Food: 1986, el año de las protestas contra la apertura de McDonald’s en Roma. Se desempeñó como vicepresidente de Slow Food desde 2014 hasta el presente. Mukiibi nació en la región de Kisoga, una zona a unos cuarenta kilómetros de la capital de Uganda, Kampala, que en su día fue rural y dedicada a la agricultura por sus suelos fértiles y que se ha convertido en las últimas décadas en un importante centro comercial. Su familia siempre ha tenido una granja y Mukiibi quería continuar con el negocio de sus padres desde una edad temprana. La nominación de hoy para la presidencia de Slow Food es el reconocimiento de años de trabajo en pos de la sostenibilidad y un símbolo de la capacidad y la voluntad de dar forma al futuro de la agricultura regenerativa.

“Ahora es un buen momento para reconstruir, fortalecer y renovar. Incluso las acciones más pequeñas de nuestras comunidades traen esperanzas concretas y generan un impacto positivo en nuestras vidas, porque somos una familia global: lo que concierne a uno de nosotros afecta a todos, independientemente de las diferencias geográficas, sociales y culturales. Al igual que Slow Food, es importante ser consciente de que una pequeña acción local puede tener un gran impacto en otros lugares. – Señala Eduardo Mukiibi -. Me gustaría instar a cada uno de nosotros a trabajar con el mismo espíritu de resiliencia demostrado durante la pandemia, con el mismo sentido de pertenencia y solidaridad, para involucrar a más y más personas en nuestras actividades. El objetivo sigue siendo el mismo: crear un sistema alimentario que garantice una alimentación buena, limpia y justa para todos. Este es nuestro rol común, asumámoslo con convicción”.

Agrónomo con una licenciatura en agricultura y gestión de la tierra de la Universidad de Makerere en Kampala (Uganda) y una maestría en gastronomía de la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo (Italia), Edward Mukiibi es educador en el campo de la nutrición y la agricultura y está comprometida con la difusión y promoción de proyectos sociales en estas áreas.

El trabajo de Edward Mukiibi para promover un sistema alimentario sostenible, equitativo y justo ha recibido varios premios prestigiosos: entre ellos, el premio de sostenibilidad Ray Charles Black hand in the pot de la Universidad de Dillard en Nueva Orleans y un honor del Ayuntamiento de Detroit en el Estados Unidos. Edward Mukiibi también fue incluido en la categoría Educadores de la lista 50 Next Awards de la revista Forbes, que identificó a los menores de 35 años que están dando forma al futuro de la buena mesa.

La Junta Directiva de Slow Food

El Congreso también renovó la Junta Directiva de Slow Food. Incluye siete personas, cuatro mujeres y tres hombres de diferentes rincones del mundo, un grupo que refleja la rica diversidad que siempre ha distinguido al movimiento. Marta Messa, Secretaria General; Richard McCarthy (Estados Unidos de América); Dalí Nolasco Cruz (México); Jorrit Kiewik (Países Bajos); Megumi Watanabe (Japón); Francesco Sottile (Italia) y Nina Wolff (Alemania). El presidente, Edward Mukiibi, forma parte del consejo de administración, mientras que Carlo Petrini es miembro de derecho como fundador.

Este es un breve perfil de cada uno de los nuevos miembros de la junta y una breve declaración sobre su compromiso de liderar Slow Food.

Las mociones presentadas

Durante los debates se presentaron diversas mociones, fruto del proceso de confrontación entre los representantes del movimiento Slow Food en el mundo de cara al Congreso, entregadas a la nueva dirección para que se haga cargo de su implementación durante su mandato. Entre los documentos presentados, en particular: el compromiso de denunciar y eliminar el racismo inherente a nuestras sociedades, moción presentada por las Américas y el Caribe; el papel que pueden jugar las mujeres en la regeneración del sistema alimentario, como cocineras, productoras o consumidoras, propuesto por el Colectivo Feminista Latinoamericano; la defensa de la tierra contra el acaparamiento, el agua y las semillas contra los objetivos de las multinacionales del agronegocio, tema particularmente sentido por las redes ConoSur que unen comunidades en Chile, Argentina y Uruguay; la red Slow Food del Caribe insiste en la educación como herramienta imprescindible para defender nuestra salud y la del planeta; mientras que Alice Waters, vicepresidenta de Slow Food en la anterior legislatura, propone ampliar el proyecto de agricultura con apoyo escolar a nivel mundial, destacando el papel que pueden desempeñar las escuelas en la elección de los sectores agrícolas suministro de materias primas para la preparación de las comidas escolares : las escuelas podrían, de hecho, ser las promotoras de estos cambios que Slow Food espera desde hace 35 años simplemente apoyando la economía de los pequeños productores y la tierra que cuidan a través de prácticas regenerativas aplicadas; del movimiento juvenil Slow Food surge la reivindicación de un mayor liderazgo juvenil como motor de la transición alimentaria; Slow Food Chile llega al Congreso con dos mociones para el fomento de una economía solidaria con el objetivo de garantizar la soberanía alimentaria a favor de las familias y comunidades de productores.

José Arcos

"Aficionado al café sin disculpas. Introvertido. Empollón de los zombis. Analista malvado. Ninja de la música certificado. Pionero apasionado de la televisión. Estudioso del alcohol".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.